Final Cut Pro X, ¿ abriendo puertas ?

En los últimos años la fotografía es un continuo fluir de nuevas tecnologías, de nuevos avances técnicos como quizá no había existido con anterioridad. En su momento ya apostamos, a nuestro pesar entonces, por dar el salto del analógico al digital. Un salto al vacío ya que era abandonar la seguridad que nos daban años de experiencia por comenzar de nuevo. Después cuando ya estabamos seguros con photoshop, creímos que un programa tan sencillo como lightroom no era un programa de aficionados sino una evolución importante en el flujo digital. Ahora  llevamos casi dos años aportando por el video realizado con cámara réflex, creemos que es una puerta que afortunadamente se nos ha abierto a los fotógrafos. Ya sea para hacer audiovisuales con imágenes fijas,  combinando imagen en movimiento y fotografía o directamente a través de video cien por cien. Al final nuestro lenguaje consiste en encuadrar, iluminar, elegir la profundidad de campo, las ópticas, etc etc. En esta nueva andadura del video,  uno de nuestros escollos era el software de edición, al igual que años atrás, photoshop era la gran barrera, ahora el freno lo ponían las indescriptibles pantallas de Premiere, Final Cut, Avid, …

Hace un par de días comenzamos a usar el nuevo FCP X, y nos hemos llevado una sorpresa tan mayúscula como cuando conocimos Lightroom. De nuevo un programa con una curva de aprendizaje rápida, con un comportamiento intuitivo, con una interface dulce que nos permite olvidarnos pronto de él y concentrarnos en las imágenes, que al final es lo que nos interesa. Como parte de nuestra dedicación es a la docencia, ya hemos comenzado a preparar los próximos cursos con el nuevo FCP X, e iremos compartiendo a través de este blog nuestras experiencias con él. Al final hemos de recordar que lo nuestro es ver y captar, y consideramos como bueno aquello que nos deja olvidarnos de la técnica para concentrarnos en lo que sentimos. Ya sea el fotómetro de la cámara, el sistema autofocus, lightroom o el nuevo FCP X, necesitamos herramientas que nos abran puertas y poder  hacer lo más hermoso de nuestro trabajo, que es mirar dentro.

Anuncios