Divirtiéndonos a la antigua usanza

Este fin de semana en el grupo de creatividad decidimos hacer una imagen, tipo fantasía, a la antigua usanza. ¿por qué?, por el placer de la diversión, del juego, de las ganas de hacer no sólo gracias a la tecnología sino también a lo manual, al esfuerzo físico, un retorno a lo orgánico, que obviamente después estaba premiado con una maravillosa cena.

En un principio era una foto de última hora de la tarde, pero no pudo ser, es lo que tiene el buen humor. Entre la caracterización, unas bromas, un poco de miedo y risas se nos hizo de noche.

       Si bien la opción lógica y rápida era usar un croma, o un fondo liso, para posteriormente extraer la imagen y colocarla sobre un fondo apropiado, dentro de la tranquilidad y la comodidad del estudio. Nos pareció que como divertimento y como ejercicio de grupo era más interesante coger a la pobre Claudia y colgarla de un árbol y pedirle, sin compasión, a Jordi que cayese una y otra vez al suelo. Y como equipo servir todos de ofrenda alimenticia al numeroso enjambre de mosquitos que nos observaban.

     A nivel didáctico un elemento fundamental y casi siempre obviado de la fotografía actual, es la necesidad de aprender a trabajar en grupo, tanto es como si es colaborando con diseñadores, gráficos, publicistas, el mismo cliente, modelos, peluqueros, … Aún después de casi veinte años no dejo de sorprenderme del elevado número de “…..” cada uno que elija el calificativo que mejor le suene, que enarbolados en sus egos trabajan con un grupo como si el resto fuesen sus esclavos, siempre tontos e incapaces, dando ordenes sin pararse a escuchar ni valorar otras opiniones, puntos de vista y necesidades. Así que este tipo de ejercicios nos sirven tanto para pasarnos-lo bien, como para ser conscientes de que tan importante es en el equipo, aquel que se cuelga, el que trae las cuerdas, el que ilumina, el maquillador, o el que al final aprieta el disparador de la cámara.

        En fin que como última clase de creatividad, era tan importante la imagen como el principio básico de que “el todo es más que la suma de sus partes”, que tanto olvidamos y que tanto deberíamos practicar. Gracias a todos por la paciencia y por que al ser un equipo, mientras algo aprendíais, mucho es lo que nos habéis enseñado. (Alicia y diego)

Anuncios