Aquí, también, viven mis miedos

_CSN1799

Es muy difícil dedicarse a la docencia cuando el tema a trabajar es aquello que da sentido a tu vida. Más aún cuando forma parte de la respiración, de los sentimientos, de mirar el mundo y formar parte de el. De alimentarte de tu entorno y de ti mismo para vomitarlo después en forma de imágenes y de palabras para otros. Cuando  en lugar de estar establecido en la seguridad, en los paradigmas, de lo “correcto“, formas parte de un proceso. Aprender y desaprender cada día, verdades de hoy que son las mentiras de mañana, consciente de seguir un camino que no va a ningún otro sitio que a seguir caminando.

Complicada situación cuando tu vida, tu profesión, tu pasión, todo junto y revuelto es parte de un dudar y asegurar. Dudar en cada instante ya que estás queriendo aprender. Afirmar continuamente porque intentas que otros aprendan. Nadando entre verdades y mentiras incompletas, todas nacidas en la honestidad que es algo etéreo, en lo que un día creíste y que al final no sabes a ciencia cierta que es. Cuando no sólo es tu trabajo, tu respiración,  tu pasión, sino toda tu vida la que está en el juego, descubres que vives en el paraíso. Pero que el Paraíso es también, el lugar donde habitan los monstruos.

_CSN1806

Anuncios